Cómo escribir un ensayo

Cómo escribir un ensayo

¿Necesitas preparar un escrito académico para la Universidad? Aquí te ofrecemos una serie de consejos y una somera guía para que sepas cómo escribir un ensayo. En primer lugar, debemos tener bien en claro qué es un ensayo.

Cómo escribir un ensayo
Cómo escribir un ensayo

El ensayo es un escrito en prosa que interpreta, analiza y/o evalúa un tema en su totalidad. El ensayo constituye un género literario. Sin embargo, su propósito difiere del de otros géneros literarios de índole artística, como la poesía o la novela, que buscan describir situaciones o transmitir sentimientos, sensaciones, emociones o imágenes.

En el ensayo se utiliza un tono formal y se evita el humor, el sarcasmo, las observaciones irrelevantes y el vocabulario coloquial. También se evitan los datos o conceptos irrelevantes, y el lenguaje florido o pomposo. Recordemos que el ensayo busca analizar un tema en su totalidad, pero en la forma más sintética posible. El lector al que está dirigido el ensayo, si bien se lo considera inteligente, es desconocedor del tema analizado.

Cómo escribir un ensayo de calidad: debemos tener en cuenta que la calidad del ensayo se mide en base a estos tres criterios:

  • Contenido relevante y bien documentado
  • Uso correcto del lenguaje
  • Argumento apropiado y bien organizado

Por lo tanto, para escribir un buen ensayo, deberemos tener siempre presentes esos criterios.

Antes de empezar a escribir

Leer másCómo escribir un ensayo

El rapto de Perséfone, un cuento mitológico de primavera

Frederic Leighton - The Return of Persephone (1891)

Las diosas Démeter y Perséfone representaban para los pueblos de la antigüedad los poderes de la naturaleza, su transformación y la emergencia cíclica. Según El rapto de Perséfone, un cuento mitológico de primavera, el primer día de la estación de las flores era el día en que Perséfone, prisionera bajo tierra durante seis meses, volvía al regazo de su madre Démeter.

Cuenta el poeta Homero, en su cuento de la primavera, que en el sureste de Europa hubo un tiempo en el que reinaba la eterna primavera. La hierba siempre era verde y espesa y las flores nunca marchitaban. No existía el invierno, ni la tierra yerma, ni el hambre.

El rapto de Perséfone, un cuento mitológico de primavera
Perséfone, hija de Zeus y Démeter

La artífice de tanta maravilla era Démeter, la cuarta esposa de Zeus. De este matrimonio nació Core, luego llamada Perséfone. Se trataba de una hermosa joven adorada por su madre que solía acercarse a un campo repleto de flores a jugar. Un día, pasó por allí el terrible Hades con su temible carro tirado por caballos. Se encandiló con Perséfone y la raptó para llevarla al subsuelo, su territorio. Démeter, al no encontrar a su hija y con una antorcha en cada mano, emprendió una peregrinación de nueve días y nueve noches. Al décimo día el Sol, que todo lo ve, se atrevió a confesarle quién se había llevado a su hija. Aparece entonces el conflicto en este cuento de la primavera.

La intervención de Zeus

Leer másEl rapto de Perséfone, un cuento mitológico de primavera

El extraño caso del doctor Jekyll y el señor Hyde

Boceto Dr. Jekyll Mr. Hyde

Te contamos la verdadera historia detrás de la novela corta «El extraño caso del doctor Jekyll y el señor Hyde».

El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde
El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde

No es precisamente un cuento para chicos. Pero la historia del hombre que se transforma en un monstruo malvado por los efectos de un brebaje tuvo tantas adaptaciones y versiones que se ha vuelto una historia para todas las edades. Recordemos, si no, el dibujo animado de Disney en el que Tribilín (o Goofy) deja de ser una persona amable, respetuosa y educada y se convierte en un monstruo irascible y violento. Todo eso sucede en el preciso momento en que se pone al volante de su auto.

El extraño caso del doctor Jekyll y el señor Hyde habla de la lucha interna entre el bien y el mal que se desarrolla en cada uno de nosotros. Es un tema que ha inspirado infinidad de historias de toda índole, desde el mencionado dibujo animado de Tribilín hasta la película de Jerry Lewis de 1963, “El profesor chiflado”. También sirvió de inspiración para el cómic “El increíble Hulk”, junto con muchas otras derivaciones.

Leer másEl extraño caso del doctor Jekyll y el señor Hyde

Leyenda de la virgen de Guadalupe

Virgen de Guadalupe
Leyenda de la virgen de Guadalupe
La virgen de Guadalupe

Así comienza la leyenda de la virgen de Guadalupe: un sábado del año 1531, a principios de diciembre, un indio llamado Juan Diego, iba muy de madrugada desde su pueblo a la ciudad de México, para asistir a sus clases de catecismo y a oír la Santa Misa. Al llegar junto al cerro Tepeyac, escuchó una voz que lo llamaba por su nombre.

Juan Diego subió a la cumbre y vio a una señora de sobrehumana belleza, cuyo vestido era brillante como el sol. Con palabras muy amables y atentas, la mujer le dijo: “Juanito: el más pequeño de mis hijos, yo soy la siempre Virgen María, Madre del verdadero Dios, por quien se vive. Deseo vivamente que se me construya aquí un templo, para en él mostrar y prodigar todo mi amor, compasión, auxilio y defensa a todos los moradores de esta tierra y a todos los que me invoquen y en Mí confíen. Ve donde el Señor Obispo y dile que deseo un templo en este llano. Anda y pon en ello todo tu esfuerzo”.

De regresó a su pueblo Juan Diego se encontró de nuevo con la Virgen María y le explicó lo ocurrido. La Virgen le pidió que al día siguiente fuera nuevamente a hablar con el obispo y le repitiera el mensaje. Esta vez el obispo, Monseñor Zumarraga, luego de oír a Juan Diego, le dijo que debía ir y decirle a la Señora que le diese alguna señal que probara que era la Madre de Dios, y que era su voluntad que se le construyera un templo.

Leer másLeyenda de la virgen de Guadalupe

La leyenda del Kurote o “Mano negra”

La leyenda del Kurote
La leyenda del Kurote y su mano peluda
La mano peluda del Kurote

Los yōkai son monstruos o fantasmas del folclore japonés que se caracterizan por ser poderosos y alardear de ese poder ante los humanos. La leyenda del Kurote, o “Mano negra”, nos habla de uno de estos yōkai; uno bastante impertinente, por cierto, que tiene la mala costumbre de hacer emerger su fea mano desde las aguas del inodoro y atacar a sus víctimas por donde menos lo esperan.

El origen de la leyenda del Kurote proviene de la península de Noto (Japón). Se sabe que este particular yôkai tiene un brazo cubierto de pelo negro y la mala costumbre de agarrar los traseros de quienes se sientan en sus inodoros.

La historia del Kurote

Hace muchos años, en la provincia de Noto, había un samurái llamado Kasamatsu Jingobei. Kasamatsu vivía en una casa grande y bonita. Un día su esposa fue al baño y algo extraño sucedió: cuando estaba usando el retrete, sintió una mano proveniente del fondo del agujero que le agarraba las nalgas.

Leer másLa leyenda del Kurote o “Mano negra”

Teoría de la navaja de Ockham. Su origen y ejemplos

Teoría de la navaja de Ockham

La teoría de la navaja de Ockham dice que, ante varias posibles explicaciones para un fenómeno o un hecho, la más simple es la correcta. A esta teoría se la conoce también como principio de parsimonia o principio de economía.

William of Ockham
William of Ockham

Muchos científicos argumentan que la teoría de la navaja de Ockham no es una teoría científica, puesto que la simpleza o complejidad de una explicación es un juicio subjetivo. Por tal motivo, ante dos explicaciones para un fenómeno, distintas personas pueden tener opiniones diferentes sobre cuál es la más simple. Veamos un análisis más profundo del postulado que hizo famoso a Ockham.

¿De dónde viene la teoría de la navaja de Ockham?

Ockham no es el inventor del principio de simplicidad o de parsimonia que asegura que las explicaciones más simples tienden a ser las correctas. Sus inventores fueron Aristóteles, Tomás de Aquino y otros filósofos que Ockham leía. Tampoco usó la palabra “navaja” para referirse a este principio. La primera aparición que se conoce del término “navaja de Ockham” data del año 1852, en el trabajo del matemático británico William Rowan Hamilton.

Ockham nunca intentó demostrar la validez del principio que lleva el nombre de su navaja. Pero lo usó de formas revolucionarias, y éso logró que se lo asociara con él.

Leer másTeoría de la navaja de Ockham. Su origen y ejemplos