Fábula de Polifemo y Galatea

Fábula de Polifemo y Galatea

Escrita por el español Luis de Góngora (ver su biografía al final de esta página) la Fábula de Polifemo y Galatea es un poema épico breve de contenido mitológico. A continuación ofrecemos un extracto de la obra (con un vínculo a la obra completa), el análisis de la misma y la biografía de Luis de Góngora.

Fábula de Polifemo y Galatea (extracto)

I

Manuscrito de la fábula de Polifemo y Galatea
Manuscrito de la fábula de Polifemo y Galatea

Estas que me dictó rimas sonoras,
culta sí, aunque bucólica Talía,
¡oh excelso conde!, en las purpúreas horas
que es rosas la alba y rosicler el día,
ahora que de luz tu niebla doras,
escucha, al son de la zampoña mía,
si ya los muros no te ven, de Huelva,
peinar el viento, fatigar la selva.

II

Templado, pula en la maestra mano
el generoso pájaro su pluma,
o tan mudo en la alcándara, que en vano
aun desmentir al cascabel presuma;
tascando haga el freno de oro, cano,
del caballo andaluz la ociosa espuma;
gima el lebrel en el cordón de seda,
y al cuerno, al fin, la cítara suceda.

III

Treguas al ejercicio sean robusto,
ocio atento, silencio dulce, en cuanto
debajo escuchas de dosel augusto,
del músico jayán el fiero canto.
Alterna con las Musas hoy el gusto;
que si la mía puede ofrecer tanto
clarín (y de la Fama no segundo),
tu nombre oirán los términos del mundo.

Continuar leyendo la fábula de Polifemo y Galatea

Análisis de la Fábula de Polifemo y Galatea

Continue reading «Fábula de Polifemo y Galatea»

Relatos graciosos: “La isla de los narigones”

Portada del libro "Cuentos ridículos" de Ricardo Mariño

Los relatos graciosos se caracterizan por utilizar el absurdo para provocar situaciones disparatadas que causan risa. El autor de relatos graciosos también recurre a personajes pintorescos que refuerzan lo disparatado del relato. En cuanto a su estructura, los relatos graciosos mantienen la forma de un cuento, contando con una introducción o presentación de los personajes y la situación, luego el nudo o el conflicto, y finalmente el desenlace.

A continuación ofrecemos un extracto/resumen del relato gracioso “La isla de los narigones”, del escritor Ricardo Mariño, perteneciente al libro “Cuentos ridículos” (al resumirlo, intentamos no quitar ninguna parte graciosa).

Relatos graciosos: “La isla de los narigones” (extracto/resumen)

Mil años antes de que mi abuela empezara la escuela, naufragó cerca de una remota y deshabitada isla del Pacífico la nave del pirata Akad El Nariz.

De los cien tripulantes que acompañaban al pirata, sólo pudieron nadar hasta la isla un hombre y una mujer de quienes, únicamente, se sabe que tenían dos enormes narices -una cada uno- y el pelo verde.

Cuentos graciosos - La isla de los narigones
Los únicos sobrevivientes al naufragio

Al llegar a la isla, lo primero que hicieron el hombre y la mujer fue exclamar: “¡Nos salvamos!”. Lo segundo, secarse al sol. Por último, fabricaron una botella de barro cocido.

En el interior de la botella, introdujeron una fina piel de marsopa que habían encontrado en la playa; en la piel, dibujaron un mapa y escribieron un mensaje: “Estamos en la isla marcada en el mapa. Vengan a rescatarnos. Nuestro barco se hundió el lunes pasado”. Continue reading «Relatos graciosos: “La isla de los narigones”»

Mundo de las ideas

Mundo de las ideas - Platón - busto

Según Platón, lo permanente e inmutable se encuentra en el mundo de las ideas o mundo inteligible, del cual el mundo de los sentidos es sólo una copia o una imitación.

Mundo de las ideas
Mundo de las ideas

La palabra idea proviene del griego eidos, que significa aspecto exterior, forma o especie. Según esta definición, una idea sería aquello que se ve, es decir, el aspecto que algo ofrece a la mirada. Sin embargo, para Platón, la palabra idea alude al aspecto intelectual o conceptual con que algo se presenta. No es lo que se ve con los ojos del cuerpo, sino con la inteligencia. Por eso se dice que se trata del «aspecto inteligible», es decir, de la «esencia» de las cosas.

Platón asegura que las ideas no tienen que ver con algo psíquico, sino que son algo real, las cosas verdaderas, metafísicamente reales. Mientras que las cosas sensibles son contradictorias, cambiantes e imperfectas, las ideas son inmutables y perfectas. Es por esto que las cosas sensibles y las ideas representan dos mundos totalmente diferentes.

El mundo de las ideas y el mundo sensible

Continue reading «Mundo de las ideas»

Cuento de humor infantil: “Dientes”, de Ema Wolf

Portada del libro "¡Silencio, niños!", de Ema Wolf

Una narración humorística acerca de un conde llamado Dracul, que trabajaba de vampiro.

El cuento de humor infantil es una forma breve de narración que presenta una situación (ficticia o real) en la que sobresale un hecho cómico, risueño o ridículo. Su finalidad es, simplemente, hacer reir. Este cuento de humor infantil se llama Dientes y fue escrito por Ema Wolf. Forma parte del libro ¡Silencio, niños!, una variada colección de cuentos en la que reinan los personajes disparatados.

Sin más preámbulos, leamos el cuento de humor infantil “Dientes”

Boris Dracul trabajaba de vampiro.

Todas las noches se ponía su capa de seda negra –tenía otra de hule impermeable para los inviernos húmedos– y se largaba a vampirear por los caminos de Moldavia.

Cuento de humor - Dientes, de Ema Wolf - doctora Carramela
La doctora Carramela

No es fácil ser vampiro en un pueblo de campesinos que se acuestan más temprano que las gallinas. Al menos no lo era para el conde Dracul, incapaz de atravesar paredes, de cruzar volando las ventanas convertido en murciélago y de toda otra acrobacia parecida.

Dracul tenía que conformarse con morder el pescuezo de algún enamorado tardío o de un aldeano insomne que estuviera fuera a esa hora paseando el perro. Para colmo, los habitantes del pueblo vivían de la cosecha del ajo, y quien más quien menos siempre andaba con un diente en el bolsillo.

El conde Dracul vivía, claro, en un castillo tenebroso. Continue reading «Cuento de humor infantil: “Dientes”, de Ema Wolf»

Perro de Pavlov

Perro de Pavlov - experimento

Cualquiera que tenga o haya tenido un perro de mascota sabe cómo reacciona éste cuando sabe que está por suceder algo que le gusta. Por ejemplo, comer o salir a pasear. Pero, como demostró el perro de Pavlov, esto no significa que el animal sepa lo que está por suceder.

Perro de Pavlov, con su comida y la campana
Perro de Pavlov, con su comida y la campana

Las mascotas perrunas se desesperan con sólo escuchar el ruido de la comida cayendo en su plato, o el ruido de los preparativos para salir a caminar. Antes del experimento del perro de Pavlov, creíamos que esas conductas respondían a cierto tipo de razonamiento. Como si los animalitos pudieran deducir que el ruido de la comida cayendo en su plato anuncia la proximidad de la cena. O que el ruido de la correa anuncia que está a punto de salir a pasear.

Pero por mucho que querramos creer que nuestra mascota es inteligente y que puede pensar como un humano, la verdad es que no lo hace. Esas conductas que sugieren que el perro se alegra por que prevé que sucederá algo que le gusta, responden a reflejos condicionados. Es un poco triste, pero cierto.

Experimento del perro de Pavlov

Continue reading «Perro de Pavlov»

Gato de Schrödinger: la explicación

Gato de Schrödinger en una caja

Gracias a Ant-Man y a los Vengadores, la mecánica cuántica se ha vuelto más popular que nunca. Por las películas hemos aprendido que, en el reino cuántico, las cosas muy pero muy pequeñas se comportan de maneras extrañas. Por ejemplo, una cosa puede estar en dos lugares al mismo tiempo, o puede estar a la vez en estados opuestos.

Gato de Schrödinger - Ant-man en el reino cuántico
Ant-man en el reino subatómico

Esto se debe a que, en el reino de los objetos más pequeños que el átomo (por ejemplo los electrones), las leyes de la física son diferentes de las que rigen todo aquello que podemos ver y tocar. Si buscamos explicaciones de cómo actúan las leyes de lo subatómico, inevitablemente nos topamos con un experimento llamado el gato de Schrödinger. Ante todo, hay que aclarar que es un experimento imaginario; de lo contrario, Schrödinger podría haberse metido en problemas por maltrato de animales.

En pocas palabras, lo que demuestra el experimento del gato de Schrödinger es que las extrañas leyes que gobiernan al reino subatómico podrían trasladarse al mundo físico que conocemos, generando una paradoja algo difícil de entender. Pero haremos lo posible por explicarla de la manera más sencilla posible.

Un gato en una caja

Continue reading «Gato de Schrödinger: la explicación»