La historia de Moby Dick

Historia de Moby Dick

En la historia de Moby Dick hay parte de verdad y parte de ficción. La parte de verdad tiene que ver con el ataque de una ballena gigante a un buque llamado Essex, ocurrido en el año 1820. La parte de ficción corre por cuenta del escritor Herman Melville, quien se inspiró en el relato de los sobrevivientes al Essex para escribir la historia de la ballena blanca.

El texto de Melville narra una impresionante aventura, pero también abunda en detalles técnicos y científicos sobre la caza de ballenas, y hace observaciones filosóficas sobre el hombre y su relación con la naturaleza. Las adaptaciones modernas y las versiones cinematográficas la reducen a la apasionante aventura de un grupo de marinos que luchan contra una ballena gigante. Pero la novela original presentaba una estructura poco habitual y un conjunto de perspectivas narrativas que, curiosamente, le ganaron el rechazo de los críticos de su época.

Resumen de la historia de Moby Dick

Un joven marinero llamado Ismael se traslada a la isla de Nantucket con la esperanza de conseguir trabajo en un barco ballenero. Allí se hace amigo de un arponero llamado Queequeg y juntos consiguen empleo como parte de la tripulación de un barco llamado Pequod. Antes de zarpar, un extraño les predice que en el viaje ocurrirá una desgracia.


Durante el viaje, el capitán Ahab (a quien Ismael y Queequeg aún no conocen) permanece encerrado en su camarote. Recién después de pasar varios días en altamar, el capitán se deja ver, mostrándose como un personaje lúgubre y atemorizante.

Ahab ofrece una monedad de oro al primero que logre divisar una ballena blanca con la boca torcida y la aleta caudal rota. Dicha ballena es Moby Dick, conocida por varios miembros de la tripulación. El capitán confiesa que darle caza a la ballena gigante es el único objetivo del viaje. Algunos miembros de la tripulación se preocupan de que el capitán los conduzca hacia una catástrofe.

La cacería de Moby Dick
La cacería de Moby Dick

Ismael centra sus pensamientos en la ballena blanca, mientras el capitán Ahab estudia los mapas, pensando cómo llegar al lugar correcto en el momento correcto para darle caza. A su vez, encomienda a su tripulación divisar otras ballenas, para mantenerlos ocupados y evitar un posible motín. En cuanto aparecen los primeros cachalotes, el capitán revela un grupo de tripulantes que hasta el momento nadie había visto: un grupo de «fantasmas» liderados por un persa de apariencia extraña, llamado Fedallah.

En su derrotero, el Pequod se topa con varios barcos, da caza a una ballena y atraviesa varios infortunios. El capitán, haciendo caso omiso de las advertencias de sus colegas de otras embarcaciones, insiste en la búsqueda de Moby Dick. Dirige al Pequod hacia aguas turbulentas, hasta que logra divisar a la ballena blanca.

Los balleneros se lanzan al agua en los botes de caza. La ballena destruye al del capitán Ahab, quien a duras penas consigue salvarse subiendo a otro bote. Moby Dick golpea fuertemente al barco ballenero y la pata de palo del capitán se hace añicos. La tripulación implora al capitán que cambie el rumbo y deje ir a la ballena, pero Ahab insiste, hasta que logra clavar su arpón en el lomo de Moby Dick.

La lucha entre Moby Dick y los balleneros
La lucha entre Moby Dick y los balleneros

El animal, en su lucha, destruye la proa del Pequod, que empieza a hundirse de inmediato. Ahab, con sus últimas fuerzas, clava su arpón en la carne de Moby Dick, pero la cuerda se enreda en su pierna y queda irremediablemente aferrado a la ballena.

El hundimiento del Pequod deja un único sobreviviente: Ismael, quien se salva merced a aferrarse a un ataúd que Queequeg había fabricado para sí mismo. Finalmente es rescatado por un ballenero, gracias a lo cual es capaz de contar la historia del intento de cazar a la ballena blanca.

Biografía del autor: Herman Melville

De ascendencia inglesa y holandesa, el escritor Herman Melville nació en Nueva York, Estados Unidos, en el año 1819. Tuvo una educación privilegiada, bajo un severo régimen presbiteriano. En 1830 su familia se mudó a Albany y él comenzó a estudiar en la Albany Academy, hasta que tuvo que dejar los estudios para ayudar en la deteriorada economía de su familia. Trabajó en un banco, en un almacén, en una granja, como maestro de escuela y en la aduana de Nueva York.

Herman Melville
Herman Melville

Desde su infancia tuvo afanes viajeros. En 1837 se embarcó como grumete en el buque Highlander, y su primer viaje lo inspiró para escribir la novela Redburn. En 1841 viajó en un ballenero a los Mares del Sur. Tras 18 meses de travesía abandonó el barco en las Islas Marquesas y vivió en una tribu de caníbales. Tuvo un idilio con una indígena, que le inspiró su novela Omoo. Huyó en un ballenero australiano y desembarcó en Tahití, donde pasó un tiempo en prisión.

A partir de 1844 dejó abandonó sus aventuras como marino y comenzó a escribir novelas basadas en las experiencias de sus viajes. Sus cinco primeras novelas alcanzaron rápidamente una gran popularidad. Typee (1846), Omoo (1847) y Mardi (1849) están ambientadas en las islas de los Mares del Sur. La guerrera blanca (1850) relata sus experiencias en el ejército. Sus dos primeros relatos lograron un notable éxito por su estilo y la originalidad del tema.

Se casó en 1847 con Elizabeth Shaw y se instaló en Nueva York, donde formó parte de un grupo literario. Estudió filosofía y leyó apasionadamente a Rabelais, sir Thomas Browne, Shakespeare y Carlyle. Sus obras posteriores a Moby Dick son Pedro o las ambigüedades (1852), Israel Potter (1855), Benito Cereno (1856), Cuentos del mirador (1856), El hombre de confianza y sus máscaras (1857). Entre sus obras se encuentran un par de poesías: Poesías de batalla (1866) y Clarel (1876).

Temas principales y secundarios

El tema principal de Moby Dick es la venganza y la obsesión por lograr un objetivo que se sabe imposible. La sed de venganza del capitán Ahab es lo que lo impulsa a ignorar, más allá de la razón, todas las advertencias que le dicen que no intente dar caza a la ballena blanca. El capitán obliga a su tripulación a enfrentarse a los máximos peligros que encierra el mar con tal de dar caza a la bestia marina responsable de haber perdido una de sus piernas.

También puede incluirse entre los temas principales de Moby Dick la lucha del hombre contra las fuerzas de la naturaleza.

Entre los temas secundarios se destaca la caza de ballenas, actividad sobre la que la novela abunda en detalles, al punto de casi convertirse en una enciclopedia sobre el tema. También es un tema secundario la vida y costumbres de los marineros a bordo, tal como se desarrollaba en largos viajes de caza de ballenas a principios del siglo XIX.

Personajes de Moby Dick

Ismael: comienza siendo el protagonista de la historia, pero a medida que se van sucediendo los hechos, se transforma en un mero observador y narrador, teniendo escasa participación en la acción. Ismael narra la historia en primera persona, por lo que tiende a confundirse con el autor de la novela. Su nombre es el mismo del personaje bíblico, antepasado de los ismaelitas, y al igual que éste, salva su vida gracias a que es rescatado milagrosamente.

Ismael y Queequeg antes de abordar el Pequod
Ismael y Queequeg antes de abordar el Pequod

Ahab: es el capitán del buque ballenero Pequod, en el cual gobierna bajo un régimen tiránico. Ahab es el auténtico protagonista de la historia de Moby Dick. Es un veterano de los mares que lleva más de cuarenta años embarcado, sin apenas tocar tierra. En su primer encuentro con la ballena blanca a la que llamó Moby Dick sufrió graves lesiones, y ésa es la razón por la que busca vengarse obsesiva e irracionalmente del animal.

Queequeg: es el hijo del jefe de una tribu de caníbales de los Mares del Sur que abandona su hogar para explorar el mundo. Desde el principio de la novela traba amistad con Ismael, poniendo en evidencia el interés del autor por expresar la igualdad racial. Una vez a bordo, se convierte en el arponero del marino Starbuck. Hacia el fin de la novela, predice su propia muerte y construye un ataúd para sí mismo, el cual le sirve finalmente a Ismael para mantenerse a flote hasta ser rescatado.

Moby Dick: la ballena gigante blanca es el eje de esta historia. Es la principal antagonista del protagonista, el capitán Ahab. Según ciertas interpretaciones, encarna las fuerzas malignas de la naturaleza contra las que lucha el hombre.

Significado de la historia de Moby Dick

Durante muchos años después de su publicación, a la novela Moby Dick se la consideró un mero relato de aventuras. Pero con el tiempo se le comenzaron a encontrar intenciones simbólicas, con lo cual se enmarcó a la obra dentro del género del realismo simbólico.

Se considera que la intención de Melville pudo haber sido componer una alegoría de distintas cosas. El escritor y político Christopher Buckley encuentra en la novela una alegoría del imperialismo. Otros señalan que es una alegoría de la lucha entre el bien y el mal, sin decidirse si la ballena representa al bien y el capitán Ahab al mal, o viceversa.

En el libro «Moby Dick, la atracción del abismo», varios autores (entre ellos: Antonio Muñoz Molina, Fernando Savater, Arturo Pérez-Reverte y Constantino Bertolo) señalan que la historia de Moby Dick simboliza el viaje del hombre hacia un abismo definitivo. En tal sentido, el desesperado y suicida intento del capitán Ahab por cazar a la ballena blanca sería una metáfora de la forma en que los seres humanos nos llevamos con el planeta, con la naturaleza, y de cómo manejamos la ecología y el poder.

En el mencionado libro, Muñoz Molina lo explica muy claramente: «Melville creó un relato que permite establecer en apenas dos líneas una poderosa alegoría: el hombre enloquecido por una búsqueda imposible y suicida, la caza de la ballena blanca». Por su parte, Savater opina que «es una novela de aventuras, la crónica de la mayor de las cacerías, la travesía más desesperada que lleva hasta el abismo definitivo. Es también un ensayo metafísico sobre la condición de ese abismo, un estudio psicológico sobre la rebelión humana contra lo irremediable». Luego opina que la novela de Melville contiene también una poética del compañerismo y la compasión desdeñada, que es un libro de viajes, un tratado de cetología, que incluye referencias a los monólogos shakesperianos, al infierno del Dante y muchas cosas más. Por todo eso, Savater dice que «se trata, a mi juicio, del libro total».

La historia real detrás de Moby Dick

En el año 1820, una ballena gigante atacó y hundió a un barco ballenero estadounidense llamado Essex. La tripulación quedó a la deriva en tres botes, a miles de kilómetros de la costa más cercana. Por temor a los caníbales de las islas del Pacífico Sur, los sobrevivientes decidieron hacer un viaje de casi 5.000 kilómetros para llegar a Chile.

De los veintiún miembros de la tripulación, sólo ocho fueron rescatados después de 80 días a la deriva. Dos de los sobrevivientes, Owen Chase y Thomas Nickerson, escribieron la historia. Los textos difieren en algunos detalles, pero ambos coinciden en su versión de cómo se hundió el barco.

Owen Chase, sobreviviente del Essex
Owen Chase, sobreviviente del Essex

Herman Melville escuchó la historia, se reunió con el capitán del Essex y así fue como se inspiró para escribir su novela Moby Dick. El título de la obra fue tomado del nombre de una ballena real: Mocha Dick, avistada por primera vez en siglo XIX por un grupo de marineros cerca de la isla Mocha, en el sur de Chile.

Mocha Dick era una ballena albina, descrita por el explorador Jenimiah Reynolds como un cachalote de «tamaño y fuerza prodigiosa… blanco como la lana». Según cuenta la leyenda, el animal mató a 30 hombres. Tenía el cuerpo lleno de heridas de los muchos intentos que se hicieron por atraparlo hasta que finalmente lo lograron, en 1838.

Descritos en ocasiones como leviatanes -unas bestias marinas que aparecen en el Antiguo Testamento- los cachalotes son en verdad criaturas de gigantescas proporciones.

Tienen los dientes más grandes de todas las ballenas y llegan a vivir más de 60 años.

Pueden bucear a más profundidad que cualquier otro mamífero marino -hasta unos tres kilómetros- para cazar su manjar preferido: el elusivo calamar.

Sin embargo, lo que más sorprende es que tienen el cerebro más grande del planeta, uno que, de cierta manera, es más complejo que el de los seres humanos.

Son criaturas sociales que establecen vínculos fuertes, permaneciendo en grupos estables, y creando relaciones que mantienen de por vida.

Si pueden o no sentir emociones, como el deseo de venganza, es un tema que está en disputa. En el caso del Essex, una posibilidad es que la ballena haya cambiado su curso bajo el agua a último momento, y sin darse cuenta chocara con el barco.

«Es más probable que la nave accidentalmente se estrellara con la ballena y que la colisión produjera una fuga lo suficientemente grande como para hundir al barco», asegura Per Berggren, profesor de ciencias marinas de la Universidad de Newcastle, en Reino Unido, y especialista en mamíferos marinos.

Pero lo que es notable, en la historia del hundimiento del Essex, es que el cachalote volvió para golpear la nave por segunda vez.

Owen Chase describe el ataque del cachalote de la siguiente manera:

Giré y la vi… justo frente a nosotros, acercándose al doble de velocidad, con furia renovada y deseo de venganza. Las olas se agitaban en todas las direcciones a su alrededor por los continuos golpes de su cola. Con su cabeza medio fuera del agua se acercó a nosotros y otra vez azotó al barco. Fue como si la nave hubiese chocado contra una roca y se hubiese quedado temblando por unos minutos como si fuese una hoja.Owen Chase, sobreviviente del Essex

Fuentes

Moby Dick, símbolo de nuestro viaje hacia el abismo. elasombrario.com

Resumen de Moby Dick – getabstract.com

Moby Dick y la alegoría – letraslibres.com

Otras lecturas sugeridas

El Cantar del mio Cid

Leyenda del Ave Fénix

Una alegoría de la vida moderna

A %d blogueros les gusta esto: