Cómo escribir un ensayo

Cómo escribir un ensayo

¿Necesitas preparar un escrito académico para la Universidad? Aquí te ofrecemos una serie de consejos y una somera guía para que sepas cómo escribir un ensayo. En primer lugar, debemos tener bien en claro qué es un ensayo.

Cómo escribir un ensayo
Cómo escribir un ensayo

El ensayo es un escrito en prosa que interpreta, analiza y/o evalúa un tema en su totalidad. El ensayo constituye un género literario. Sin embargo, su propósito difiere del de otros géneros literarios de índole artística, como la poesía o la novela, que buscan describir situaciones o transmitir sentimientos, sensaciones, emociones o imágenes.

En el ensayo se utiliza un tono formal y se evita el humor, el sarcasmo, las observaciones irrelevantes y el vocabulario coloquial. También se evitan los datos o conceptos irrelevantes, y el lenguaje florido o pomposo. Recordemos que el ensayo busca analizar un tema en su totalidad, pero en la forma más sintética posible. El lector al que está dirigido el ensayo, si bien se lo considera inteligente, es desconocedor del tema analizado.

Cómo escribir un ensayo de calidad: debemos tener en cuenta que la calidad del ensayo se mide en base a estos tres criterios:

  • Contenido relevante y bien documentado
  • Uso correcto del lenguaje
  • Argumento apropiado y bien organizado

Por lo tanto, para escribir un buen ensayo, deberemos tener siempre presentes esos criterios.

Antes de empezar a escribir

La tarea de escritura de un ensayo requiere de unos pasos previos que aseguran que el texto final cumplirá con su objetivo de desarrollar un tema en forma clara, completa y sintética. Estos pasos son los siguientes:

1. Escribir una lista de ideas. Esta lista no necesita ser ordenada y coherente desde el principio; se puede comenzar escribiéndola desordenadamente y, una vez terminada, buscarle un orden lógico y agrupado por categorías.

2. Delinear un boceto del contenido del ensayo. Este boceto será de ayuda para presentar las ideas y los argumentos centrales de manera visual.

3. Escribir un primer borrador. Luego un segundo borrador, un tercero, y todos los que sean necesarios. Es conveniente darle a leer estos borradores a alguien en cuyo criterio se confíe, y tomar en cuenta sus sugerencias y críticas para mejorar la calidad del ensayo.

Cómo se organiza el ensayo

Todo ensayo consta de tres partes básicas: introducción, nudo o cuerpo, y
conclusión.

La introducción ofrece al lector un acercamiento al tema a tratar en el ensayo. Describe cómo se tratará el tema y qué se espera que el lector sepa una vez que haya leído el ensayo.

En el nudo o cuerpo se lleva a cabo el desarrollo completo de los conceptos enunciados en la introducción. Cada concepto podrá requerir uno o más párrafos para estar completamente desarrollado. Sí cada concepto se extiende en varios párrafos, es recomendable usar subtítulos para separarlos y darle estructura al texto.

El ensayo académico comúnmente usa la exposición en lugar de la descripción o la narración. Esto significa que se basa en una declaración general del tema tratado (denominada tesis) y la evidencia específica que sostiene a esa declaración.

La conclusión del ensayo es el último párrafo del mismo. Su función es recapitular las ideas expuestas a lo largo del nudo o cuerpo. La conclusión comienza con un breve resumen del ensayo y termina con una frase contundente, que refleja el enfoque del ensayo. A menudo, esta última frase sirve para situar la idea tratada en un contexto más amplio, que incentive al lector a extender la investigación.

Después de escribir

Una vez terminado el ensayo, es necesario revisarlo y corregirlo las veces que sea necesario hasta que el texto sea completamente satisfactorio. Deben hacerse como mínimo dos revisiones: en la primera, debe observarse el contenido y la organización del contenido. Debe verificarse que se comunican correctamente las ideas al lector y que hay cohesión entre las partes.

En la segunda revisión, debe prestarse atención a los aspectos gramaticales: los signos de puntuación, la acentuación, la concordancia entre género y número, la ortografía y el uso correcto del vocabulario.

Finalmente, si supones que la tarea de escribir ensayos será algo habitual en tu vida académica, te será conveniente mantener un registro de los problemas gramaticales encontrados en cada ensayo escrito. De esta forma, cada nuevo ensayo que escribas será un poco mejor que los anteriores y te será más fácil de escribir.

Te sugerimos leer también:

Hospital de palabras, episodio 3: haciendo un resumen

Cómo hacer un resumen

10 consejos para escribir un libro (y terminarlo)

Fuentes:

Gamboa, Yolanda. “El ensayo.” Estrategias de comunicación y escritura. Only Study Guide for SPN-211-R. Ed. Yolanda Gamboa et al. Pretoria, South Africa: UNISA P., 1997. 82-88.

Nance, K., and I. Rivera Aprendizaje: técnicas de composición. Lexington, MA: DC Heath.

Valdés, Guadalupe. et al. Composición: Proceso y síntesis. New York: Random House, 1989.

 

A %d blogueros les gusta esto: