Frases célebres de Don Quijote

Compartimos una recopilación de algunas de las frases célebres de Don Quijote que se han hecho famosas por su sabiduría. Curiosamente, una de las más famosas no pertenece a Don Quijote (ver más abajo).

La sabiduría de las frases célebres de Don Quijote

Don Quiijote
Don Quiijote y Sancho Panza

En su obra más famosa, Cervantes manifiesta su intención de develar la realidad social de su época. En las frases célebres de Don Quijote se busca mostrar el pensamiento y la forma de actuar del pueblo y de los nobles. Sin embargo, el protagonista aplica su voluntad al exterior y ve lo que quiere ver. Ve lo que necesita ver para poder realizar sus hazañas.

Por esa razón, Cervantes, en su prólogo, quiere centrar la atención en el personaje de Sancho. Él representa al pueblo, al personaje no tratado por las novelas de caballería. Y ahí presenta lo contrario, la observación, la necesidad de sobrevivir, para lo que es necesario conocer el entorno.

En las frases célebres de Don Quijote, extraídas del libro de ficción con mayor número de ediciones de la historia, se ponen de manifiesto las intenciones del autor.

“A quien se humilla, Dios le ensalza.”

“Come poco y cena menos, que la salud de todo el cuerpo se fragua en la oficina del estómago.”

“Esta que llaman por ahí Fortuna es una mujer borracha y antojadiza, y sobre todo, ciega, y así no ve lo que hace, ni sabe a quien derriba.”

“La pluma es lengua del alma; cuales fueren los conceptos que en ella se engendraron, tales serán sus escritos”.

“El año que es abundante de poesía, suele serlo de hambre”.

“Sábete, Sancho, que no es un hombre más que otro si no hace más que otro.”

Curiosidad: «Ladran, Sancho, señal que cabalgamos»

La frase del título es una de las frases célebres de Don Quijote que vienen en primer lugar a nuestra memoria cuando pensamos en la novela de Cervantes. Pero curiosamente, dicha frase no aparece en Don Quijote.

Sin embargo, según señala el sitio Verne de El País de España, la expresión tendría su origen en un poema de Goethe llamado El Ladrador, que a su vez se inspiró un proverbio árabe y otras obras españolas del siglo XVI como esta, publicada en el Semanario de Salamanca:

Y sufriré desprecios de tontos, que son lo mismo que ladridos de gozquecillos (perros falderos) contra los mastines; y así como estos no hacen caso de aquellos, lo mismo tendré que hacer con los de igual casta.




Video: frases célebres de Don Quijote

Para seguir leyendo:

Resumen de Don Quijote de la Mancha y breve biografía de Cervantes

Vocabulario de Don Quijote

Para concluir, nos despedimos con un famoso fragmento de Don Quijote, en el que el personaje se describe a sí mismo:

Don Quijote soy, y mi profesión la de andante caballería. Son mis leyes, el deshacer entuertos, prodigar el bien y evitar el mal. Huyo de la vida regalada, de la ambición y la hipocresía, y busco para mi propia gloria la senda más angosta y difícil. ¿Es eso, de tonto y mentecato?Miguel de Cervantes Saavedra