El sueño de Martin Luther King

Martin Luther King fue un pastor bautista estadounidense, famoso por su incansable lucha contra la segregación racial. El hecho que lo llevó a la fama fue la defensa de una mujer negra, arrestada por no querer ceder su asiento en el autobús. Ese simple episodio fue la chispa que dio comienzo al sueño de Martin Luther King.

El 1° de diciembre de 1955, una mujer negra de 42 años llamada Rosa Parks subió a un autobús en la ciudad de Montgomery. Se sentó tranquilamente en un asiento libre, pero el conductor le pidió que se levantase y lo cediese a cualquier persona de raza blanca que lo quisiera ocupar. Era la ley, y ella no podía desobedecerla. Pero se negó a cumplir la orden del conductor, y fue arrestada.

Ley discriminatoria

Rosa Parks en el autobús
Rosa Parks en el autobús

«El joven blanco que estaba de pie no había pedido el asiento; fue el conductor el que decidió crear un conflicto», declaró la señora Parks, quien sabía que lo que hacía era ilegal y que traería consecuencias. Lo que no sabía doña Rosa era que ese incidente, un simple altercado en un autobús, sería la chispa que desataría el movimiento americano contra las leyes discriminatorias. Según dichas leyes, no se permitía que blancos y negros se sentaran juntos. También debían ir a baños distintos, entre muchas otras disposiciones que suponían una constante ofensa para la comunidad afroamericana.

El episodio del autobús llamó la atención del pastor Martin Luther King, quien se solidarizó con la señora Parks y juntos emprendieron una serie de protestas contra la discriminación racial. King sugirió a la población negra de la ciudad de Montgomery no utilizar el transporte público hasta que las manifestaciones racistas se erradicaran por completo. Un año después de iniciado el boicot contra los autobuses, la Corte Suprema de los Estados Unidos declaró ilegal a la segregación racial en el transporte.

La lucha por un sueño

El sueño de Martin Luther King - El memorable discurso
El discurso de Martin Luther King «Tengo un sueño»

Pero el señor King no se conformó con eso. El éxito obtenido tras el episodio del autobús lo hizo famoso, y con eso logró que cada vez se sumaran más seguidores a la lucha por la igualdad racial. En el año 1963, en pleno auge de su causa, encabezó una marcha de 250.000 personas en la ciudad de Washington. En ella, abogó por mejorar las condiciones de vida de la población negra en el sur del país. Durante esa protesta pacífica, Martin Luther King pronunció el famoso discurso en el que dijo «yo tengo un sueño» (I have a dream).

Un año más tarde, recibió el Premio Nobel de la Paz por su resistencia no violenta a la discriminación racial. Donó los 54.600 dólares del premio al movimiento de derechos civiles.

Frases célebres de Martin Luther King

«Si no puedes volar, corre. Si no puedes correr, camina. Si no puedes caminar, gatea. Pero hagas lo que hagas, siempre sigue hacia delante».

«La oscuridad no puede expulsar a la oscuridad; sólo la luz puede hacerlo. El odio no puede expulsar al odio; sólo el amor puede hacerlo».

«Hemos aprendido a volar como los pájaros, a nadar como los peces; pero no hemos aprendido el sencillo arte de vivir como hermanos».

«Nada en el mundo es más peligroso que la ignorancia sincera y la estupidez concienzuda».

«Un buen líder no es un buscador de consensos, sino un moldeador de consensos».

Video del discurso «I have a dream»

17 minutos que marcaron la historia. En el monumento a Abraham Lincoln, el reverendo Martin Luther King dio un discurso memorable y premonitorio.

 

Te sugerimos leer también:

Historia del primero de mayo

El cuento más antiguo

Derechos del niño