Historia del 4 de julio y la independencia de los Estados Unidos de América

Historia del 4 de julio - Batalla de Lexington y Concord

Todos los 4 de julio, los estadounidenses celebran -con desfiles, fuegos artificiales y mucha algarabía- un nuevo aniversario de la independencia de los Estados Unidos de América, declarada en el año 1776. La historia del 4 de julio se conmemora como la conclusión de un proceso independentista que comenzó poco más de un año antes. A continuación, ofrecemos un resumen corto para niños de la historia de la independencia estadounidense y el relato de una hazaña del general George Washington.

Como ocurrió en casi todas las colonias americanas, en las trece colonias que Gran Bretaña tenía en América del Norte comenzaron los deseos de independencia cuando los colonos se dieron cuenta de que podían subsistir con sus propios esfuerzos. Es decir, que no necesitaban que los abastecieran desde Europa y por ello no tenían por qué rendir tributo a un reino extranjero. Pero Gran Bretaña exigía cada vez mayores impuestos a los colonos, cosa que generaba cada vez más inconformidad y protestas.

Cómo fue la historia del 4 de julio

Leer másHistoria del 4 de julio y la independencia de los Estados Unidos de América

El sueño de Martin Luther King

El sueño de Martin Luther King - junto a Rosa Parks

Martin Luther King fue un pastor bautista estadounidense, famoso por su incansable lucha contra la segregación racial. El hecho que lo llevó a la fama fue la defensa de una mujer negra, arrestada por no querer ceder su asiento en el autobús. Ese simple episodio fue la chispa que dio comienzo al sueño de Martin Luther King.

El 1° de diciembre de 1955, una mujer negra de 42 años llamada Rosa Parks subió a un autobús en la ciudad de Montgomery. Se sentó tranquilamente en un asiento libre, pero el conductor le pidió que se levantase y lo cediese a cualquier persona de raza blanca que lo quisiera ocupar. Era la ley, y ella no podía desobedecerla. Pero se negó a cumplir la orden del conductor, y fue arrestada.

Ley discriminatoria

Rosa Parks en el autobús
Rosa Parks en el autobús

«El joven blanco que estaba de pie no había pedido el asiento; fue el conductor el que decidió crear un conflicto», declaró la señora Parks, quien sabía que lo que hacía era ilegal y que traería consecuencias. Lo que no sabía doña Rosa era que ese incidente, un simple altercado en un autobús, sería la chispa que desataría el movimiento americano contra las leyes discriminatorias. Según dichas leyes, no se permitía que blancos y negros se sentaran juntos. También debían ir a baños distintos, entre muchas otras disposiciones que suponían una constante ofensa para la comunidad afroamericana.

El episodio del autobús llamó la atención del pastor Martin Luther King, quien se solidarizó con la señora Parks y juntos emprendieron una serie de protestas contra la discriminación racial. King sugirió a la población negra de la ciudad de Montgomery no utilizar el transporte público hasta que las manifestaciones racistas se erradicaran por completo. Un año después de iniciado el boicot contra los autobuses, la Corte Suprema de los Estados Unidos declaró ilegal a la segregación racial en el transporte.

Leer másEl sueño de Martin Luther King