El discurso del embajador, por Cantinflas

Cantinflas y el discurso del embajador

Mario Moreno Reyes, más conocido como Cantinflas, recita un largo pero entretenido discurso en la película “Su excelencia”. A pesar de que el film se estrenó en 1967, el discurso del embajador se mantiene notablemente vigente aún al día de hoy.

El discurso del embajador en la película "Su excelencia"
«Su excelencia» (1967) interpretada por Cantinflas

Cantinflas era un muchacho de barrio que, perfeccionando el arte de usar muchas palabras para no decir nada, logró, mejor que cualquiera, una verdadera comunicación con la audiencia. En la película “Su excelencia” demuestra esa capacidad de llegar al corazón de quienes lo escuchan.

La película está centrada en el personaje de López, interpretado por Cantinflas y conocido por todos como “Lopitos”, quien es un humilde pero leal ciudadano de la República de Los Cocos. López trabaja como asistente en la cancillería, ayudando a procesar visas. Luego de una sucesión de hechos fortuitos, Lopitos termina siendo embajador de su país; justo en un momento en el que, en el ámbito internacional, se desarrolla una disputa entre facciones de gran magnitud (llamadas Colorados y Verdes, haciendo alusión a los comunistas y a los capitalistas). Da la casualidad de que en la Asamblea Internacional, donde se debe votar por una u otra ideología, los votos se dividen justo por la mitad. El voto faltante y decisivo es el de la República de Los Cocos. A Lopitos le corresponde votar, previo a lo cual debe dar el discurso de cierre de la asamblea.

A continuación reproducimos el memorable discurso del embajador:

Leer másEl discurso del embajador, por Cantinflas

Cuentos cortos para dormir a los niños

Niño con libro
Cuentos cortos para dormir a los niños
Cuentos cortos para dormir a los niños.

Mis hijos todas las noches me piden que les cuente un cuento. Cuentos cortos para dormir a los niños. Uno de ellos ya está grande para cuentos, pero no quiere dejar atrás esa costumbre. Insiste en que me tome el tiempo necesario para contarle algo antes de irse a dormir. Y no quiere que le lea ni que le cuente uno repetido. Cada noche debe ser una historia nueva; no importa si es larga o corta, interesante o aburrida. Cualquier historia, con tal de que sea nueva. Y que tenga final feliz.

Yo trato de hacerlo todas las noches. Muchas veces me quedo dormido a la mitad. Empiezo a mezclar en la historia hechos que nada tienen que ver con el cuento, como por ejemplo cuestiones de mi trabajo. Pero cuando recobro la consciencia (cuando mis hijos me advierten que estoy diciendo sandeces), trato de redondear la historia. Y de alguna forma, concluir con un “colorín colorado, este cuento se ha terminado”.

Cuentos cortos para dormir a los niños

Anoche, después del cuento, el mayor (10 años) me dijo algo que me dejó mudo: “Papi, ¿por qué no escribís cuentos infantiles? Por que son muy buenos tus cuentos”. Me reí y me emocioné al mismo tiempo. No me esperaba algo así.




Leer másCuentos cortos para dormir a los niños