Perro de Pavlov

Perro de Pavlov - experimento

Cualquiera que tenga o haya tenido un perro de mascota sabe cómo reacciona éste cuando sabe que está por suceder algo que le gusta. Por ejemplo, comer o salir a pasear. Pero, como demostró el perro de Pavlov, esto no significa que el animal sepa lo que está por suceder.

Perro de Pavlov, con su comida y la campana
Perro de Pavlov, con su comida y la campana

Las mascotas perrunas se desesperan con sólo escuchar el ruido de la comida cayendo en su plato, o el ruido de los preparativos para salir a caminar. Antes del experimento del perro de Pavlov, creíamos que esas conductas respondían a cierto tipo de razonamiento. Como si los animalitos pudieran deducir que el ruido de la comida cayendo en su plato anuncia la proximidad de la cena. O que el ruido de la correa anuncia que está a punto de salir a pasear.

Pero por mucho que querramos creer que nuestra mascota es inteligente y que puede pensar como un humano, la verdad es que no lo hace. Esas conductas que sugieren que el perro se alegra por que prevé que sucederá algo que le gusta, responden a reflejos condicionados. Es un poco triste, pero cierto.

Experimento del perro de Pavlov

Continue reading «Perro de Pavlov»

Gato de Schrödinger: la explicación

Gato de Schrödinger en una caja

Gracias a Ant-Man y a los Vengadores, la mecánica cuántica se ha vuelto más popular que nunca. Por las películas hemos aprendido que, en el reino cuántico, las cosas muy pero muy pequeñas se comportan de maneras extrañas. Por ejemplo, una cosa puede estar en dos lugares al mismo tiempo, o puede estar a la vez en estados opuestos.

Gato de Schrödinger - Ant-man en el reino cuántico
Ant-man en el reino subatómico

Esto se debe a que, en el reino de los objetos más pequeños que el átomo (por ejemplo los electrones), las leyes de la física son diferentes de las que rigen todo aquello que podemos ver y tocar. Si buscamos explicaciones de cómo actúan las leyes de lo subatómico, inevitablemente nos topamos con un experimento llamado el gato de Schrödinger. Ante todo, hay que aclarar que es un experimento imaginario; de lo contrario, Schrödinger podría haberse metido en problemas por maltrato de animales.

En pocas palabras, lo que demuestra el experimento del gato de Schrödinger es que las extrañas leyes que gobiernan al reino subatómico podrían trasladarse al mundo físico que conocemos, generando una paradoja algo difícil de entender. Pero haremos lo posible por explicarla de la manera más sencilla posible.

Un gato en una caja

Continue reading «Gato de Schrödinger: la explicación»